Cachorros Jack Russell Terrier

Relación entre el Cachorro de Jack Russell Terrier y

su dueño

 

Relación cachorro Jack Russell Terrier y el hombreEl cachorro de Jack Russell Terrier es muy sensible y extremadamente frágil,  junto a su madre encuentra la seguridad  que le permite afrontar el ambiente que le parece desconocido. La madre es su guía infalible, la fuente de alimentación, de calor; a su lado desarrolla el instinto de supervivencia  y aprende rápidamente de la vida .

Cuando nace el cachorro de Jack Russell Terrier, su facultad innata  de aprendizaje está en su estado latente, pero si sus padres  o quien le haya en puesto de estos no le ayudan a desarrollarla de poco le servirá .

 En las primeras semanas de vida, el cachorro de Jack Russell Terrier  vive de un modo puramente vegetativo . Su existencia se reduce a satisfacer los instintos primordiales: la búsqueda de alimento , el calor, el reposo y la seguridad.  Esto lo consigue con el contacto físico con la madre y sus hermanos .

Las reacciones al ambiente, las enseñanzas , las primeras experiencias, contribuyen al carácter del  cachorro de Jack Russell Terrier, un carácter al que se tendrá que ayudar en su formación sin prescindir de los instintos naturales.

A un cachorro de Jack Russell Terrier nacido en libertad le basta con seguir la llamada de la especie, la madre lo encamina hacia un camino justo , durante los primeros meses ella se encarga de alimentarlo, protegerlo y le enseñara el comportamiento adecuado para la supervivencia.

Si este periodo el cachorro de Jack Russell Terrier lo vive con los seres humanos,  se crea entre los el hombre y el cachorro de Jack Russell Terrier  una relación de comprensión reciproca ; si el joven Jack Russell tiene la posibilidad de establecer con el hombre la misma relación que tendría con sus padres y hermanos .

El cachorro de Jack Russell Terrier mide sus propias fuerzas , aprende a tenerlas bajo control y aparecen las primeras reacciones de defensa . La proximidad de sus semejantes le es necesaria para su desarrollo mental .

Por estas razones no es recomendable separar al cachorro de Jack Russell Terrier de la madre y sus hermanos  hasta los 50-60 días de edad  ( 2 meses ) .

La separación es un momento traumatizante para el cachorro de Jack Russell Terrier, y es también el más delicado para el dueño que se prepara para aceptarlo. En las primeras horas de convivencia es muy importante darse cuenta del porqué de ciertas reacciones  del cachorro . Para llegar a comprenderlo el dueño debe preparase para la tarea de educarlo, con el fin de poder vivir serenamente con él . Las primeras sensaciones  que el cachorro de Jack Russell Terrier  recibirá al entrar en contacto con su nuevo ambiente serán fundamentales e irreversibles para el cachorro ; de estas dependerá el comportamiento  futuro .

 El cachorro de Jack Russell Terrier  posee sensaciones muy concretas  de alegría, dolor, angustia , frustración, ...  al mismo tiempo no deberá olvidar que el cachorro de Jack Russell Terrier  no es un hombre , es decir, que pertenece a una especie distinta .

 El cachorro al igual que un niño arrancado de los brazos de su madre, en los primeros días sufrirá fuertemente de soledad y nostalgia. El ambiente le parecerá hostil, las insistentes caricias y los gritos y saltos de los niños serán una fuente de miedo. Este es el momento más delicado e importante en la relación entre el hombre y el  cachorro de Jack Russell Terrier. Lo que necesita el cachorro en este momento es quietud , las voces tienen que ser dulces y en tono bajo . Se debe evitar que el cachorro pase de mano en mano . Los primeros brazos y las primera voces que debe oir son las de su dueño .

Durante los primeros meses será necesario armarse de paciencia  y no olvidarse de que el cachorro de Jack Russell Terrier no es humano, el no podrá razonar. El cachorro estará dispuesto a escuchar, nuestros procesos mentales no son los suyos, nuestras costumbres de vida para el son absolutamente ilógicas y contrarias a su natural modo de comportamiento . 

Hay que procurar proporcionarle el tiempo necesario para aprender, enseñándole a vivir junto a nosotros, sin arrollar su personalidad: deberá sentirse amado y sobre todo aceptado por lo que es,  UN PERRO.


DEL CAMI RAL @ / Telf. 93.650.20.17 699.539.652 / info@delcamiral.com
C/Sant Josep 1, Corbera de Llobregat 08757 Barcelona


Resolución de litigios en línea en materia de consumo conforme al Art. 14.1 del Reglamento (UE) 524/2013: La Comisión Europea facilita una plataforma de resolución de litigios en línea que se encuentra disponible en el siguiente enlace: http://ec.europa.eu/consumers/odr/